YO PUEDO SOLITO. VIDA PRACTICA EN CASA
17012
post-template-default,single,single-post,postid-17012,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-16929,elementor-page elementor-page-17012
Yo puedo solo

YO PUEDO SOLITO. VIDA PRACTICA EN CASA

¡Quiero hacerlo solito! Vida práctica. Maria Montessori

Todos los papás y mamás sabemos que los niños y niñas en esta etapa educativa les gusta hacer las cosas por sí mismos, a veces hasta se enfadan porque no se lo permitimos bien por miedo a que se manchen, rompan, se lastimen o ensucien algo. Pero esto es un error, a los peques hay que dejarles hacer, explorar sus propias posibilidades. Solo así comenzaran a ser conscientes de las propiedades de los objetos (pesos, medidas, fragilidad, etc.). Además, esto les permitirá tener confianza en sí mismos, reforzar su autoestima y crear una actitud positiva frente a la vida.

¿Pero qué actividades deberían poder hacer por sí mismos?

La filosofía Montessori da gran importancia a aspectos como la importancia del ambiente, la autonomía, las actividades sensoriales y la vida práctica (serían más o menos las Actividades de la Vida Diaria.

¿Qué son las actividades de vida práctica-actividades de la vida diaria?

 

Montessori pretendía que los niños y niñas con los que trabajaba fueran lo más independientes posible y por ello ideaba actividades para entrenar una serie de destrezas relacionadas con coordinación, precisión, auto-control, auto-concepto, disciplina, concentración, autonomía, orden, disciplina y tolerancia.

Coordinación, necesaria para la exploración del entorno y que comprende:

  • Motricidad gruesa.
  • Motricidad fina.
  • Coordinación ojo-mano.
  • Control del movimiento.

Orden: los niños necesitan orden externo para ir construyendo un orden interno. Por eso las actividades tienen una secuencia temporal de pasos, los materiales están en bandejas y para usarlos hay que ponerlos sobre la mesa o la alfombra. Y, además, y esto es muy importante, al acabar una actividad se debe volver a colocar tal y como estaba.

Independencia:

  • Actividades de cuidado personal.
  • Actividades de cuidado del entorno.
  • Actividades de gracia y cortesía.

 

Concentración: condición necesaria para el aprendizaje. Motivada por aspectos como el orden en las tareas, los materiales atractivos, la libertad de decisión de trabajar con según qué material y el saber que el adulto va a estar ahí para ayudarle, sin interrupciones y sin juzgarle.

 

¿Cómo y qué trabajar en Vida Práctica?

1.- Actividades de cuidado personal: las actividades que engloban el cuidado de uno mismo. Por ejemplo:

  • Lavarse las manos y la cara.
  • Secarse manos y cara.
  • Lavarse los dientes.
  • Cepillarse el pelo.
  • Ponerse el abrigo.
  • Elegir la ropa.
  • Abotonarse y desabotonarse.
  • Ponerse y quitarse los zapatos.

 

2.- Actividades de cuidado del ambiente: actividades que se realizan tanto en casa como en el exterior y en las cuales se transmite la importancia de cuidar, limpiar y mantener ordenado nuestro alrededor. Nos referimos a aspectos como limpieza (barrer, fregar, tender), cuidado de plantas del salón y huerto, orden e interés y respeto por vivir en un entorno saludable (cuidando ruidos, olores, limpieza). Actividades:

  • Cortar verduras.
  • Barrer y fregar.
  • Hacer la cama.
  • Utilizar un trapo o Bayeta.
  • Abrir y cerrar objetos.
  • Realizar pequeñas recetas.
  • Triturar alimentos.
  • Batir, cortar y mezclar.
  • Poner, limpiar y quitar la mesa.
  • Regar las plantas.

 

3.- Actividades de Gracia y cortesía: encaminadas a desarrollar las habilidades sociales. La gracia se refiere más a transformar ciertos movimientos torpes en más coordinados y cortesía se refiere más al interés hacia los demás y respetar al otro. Ayudamos a adquirir buenos modales al niño y la niña.

«Se trata de prepararles para entrar en sociedad y convivir.»

  • Transportar una silla o una bandeja.
  • Enrollar un tapete o alfombra.
  • Doblar una servilleta.
  • Ofrecer alimentos y/o bebidas.
  • Cómo sonarse la nariz.
  • Saludar al entrar y despedirse al salir.
  • Ayudar y/o pedir ayuda.
  • Pedir las cosas por favor.
  • Esperar turnos.
  • Dejar pasar.

La importancia de los materiales y las presentaciones

Los materiales han de tener distintas cualidades, y entre ellas vamos a destacar dos:

  • Tamaño adaptado y adecuado para el niño y la niña.
  • Deben de ser reales: vasos, platos, jarras, cepillos, manteles, regaderas, plantas, cubiertos, etc., que ya los materiales en Montessori tienen control del error (si se rompen son conscientes)

Y recordad siempre esta frase de Montessori:

“Enséñame a hacerlo sin tu ayuda

 

Esperamos os haya resultado de interés. Si te ha gustado este post, compártelo con tus amigos.

Share on facebook
Facebook